Ir al contenido principal

¿Qué factores debo tener en cuenta si hago cambios estructurales en mi web?


Si nos vamos a enfrentar a un cambio integral de la página web que afecta tanto al look & feel como a la estructura de navegación y paginación, y al contenido, debemos tener en consideración algunos puntos importantes para salvaguardar la experiencia de usuario, el posicionamiento, el tráfico, la accesibilidad, la usabilidad, y demás factores cruciales que afectan a la performance de la web.

Análisis previo

  • El volumen de tráfico por fuente es fundamental para valorar el % proveniente de SEO y el impacto que puede provocar una falta de adecuada gestión en ese aspecto.
  • Las páginas de destino son las páginas de entrada al sitio web, por lo que, cruzar esta información también por fuente visualizando el volumen de tráfico es una información muy valiosa para priorizar. Normalmente encontraremos un % bajo de páginas que aglutina la mayoría del tráfico al sitio.
  • Consultar los enlaces al sitio a través de search console y evaluar la cantidad de tráfico recibido por cada referrer para poder priorizar los enlaces que es preciso corregir para no perder tráfico.
  • Consultar posicionamiento de las páginas y cruzar con el volumen de tráfico que reciben para poder priorizar (search console o herramientas SEO)

Correspondencia de contenidos

  • Listado de páginas categorizadas en función de los cambios que se realizarán en cada una de ellas:
    • Mejoras o no en etiquetas meta
    • Mejoras o no en contenido de la página (puede haber agrupación de contenido de páginas antiguas en una sola página)
    • Cambio o no en la url
  • Creación de nuevo contenido


Redirecciones 301

  • Decidir en base a los datos qué páginas serán redirigidas una a una, url por url. Deberían ser las más prioritarias en tráfico / posicionamiento
  • Decidir qué contenido queda descartado por ser irrelevantes en número de tráfico. Indicar que no sea indexado en el archivo robot.txt puede agilizar que sea descartado por parte del bot del buscador.
  • Actualizar el sitemap del sitio
  • Decidir si se harán agrupaciones de redirecciones 301 a categorías generales de contenido. Aunque no es la opción más idónea para la experiencia de usuario, sí puede ser una solución a medio camino en páginas que reciben volúmenes de tráfico medio-bajos pero continuados en el tiempo y que cuyo contenido hemos rediseñado. En este caso, se recomienda informar del porqué de la redirección (ej. La página que buscas no está disponible pero te hemos redirigido a la categoría principal relacionada para que te sea más fácil dar con lo que estás buscando).
  • Diseño de la página 404: asegurarse que la información dentro de la página es suficiente para motivar al usuario a seguir navegando por el sitio web (ej. Enlaces a contenidos relevantes, otros contenidos de interés, etc.).
  • Actualizar los enlaces internos

Hacer seguimiento del tráfico y los errores 404

Una vez se lance la página es altamente recomendable hacer un seguimiento del impacto de los cambios realizados para realizar modificaciones y ajustes:
  • Evaluar la previsión de posible pérdida de tráfico que se ha hecho antes del lanzamiento
  • Reaccionar rápidamente en caso de que hayan habido errores y sea preciso generar nuevas redirecciones o actualizaciones de enlaces
  • Monitorizar los errores 404 y la fuente de procedencia para minimizar el impacto en la experiencia de usuario

Comentarios